Inspiraciencia

Sunday, Oct 26th

Last update09:41:41 AM GMT

You are here: Microrelats M J ES LA MOLÉCULA DE OXÍGENO

LA MOLÉCULA DE OXÍGENO

E-mail Imprimir PDF
Soy profesor en el colegio Hilarión Gimeno y hoy en clase me toca explicar a mis alumnos como la molécula de oxígeno viaja a través de la sangre y como llega hasta ella.
Para ello se me ha ocurrido contarles la siguiente historia:
“Hoy ha nacido una nueva molécula de oxígeno en unos rosales de Zaragoza gracias a la fotosíntesis. Uno de los niños que había jugando por el parque al pasar junto al rosal inhaló la molécula. La molécula entró a través de los cornetes, luego bajó hacia la faringe y la laringe, y una vez allí se encontró con una especie de puerta doble llamada la epiglotis. La epiglotis se abre y deja paso a la molécula, que entonces pasa a la tráquea…”
Bueno, pero en vez de contaros la historia desde mi punto de vista, que veo que os estáis aburriendo, os la contaré desde el punto de vista de la molécula:
“Como bien ha dicho antes el profesor, yo nací gracias a la fotosíntesis realizada por el rosal. Un niño que jugaba cerca de allí me inhaló. Yo entré por las ventanas nasales y noté como los finos pelos de la nariz, llamados vibrisas, me hacían cosquillas a la vez que me quitaban las impurezas que llevaba.
De repente, parecía que me encontraba en un parque de atracciones. Donde descendí por dos toboganes: primero por uno llamado faringe y luego por otro llamado laringe. Por último, el tobogán más largo de todos, la tráquea. Y cuando casi estaba al final del tobogán, se separó en dos tubos llamados bronquios, y se introdujo en los pulmones, que son como dos cuevas. Allí el tobogán aun se separó en más partes cada vez más cortas y estrechas, llamadas bronquiolos.
De allí, pasé a los alveolos, como muchas de las otras moléculas que se encontraban por los bronquiolos. En los alveolos es donde se produce el proceso de hematosis, es decir, donde nosotras, las moléculas de oxígeno nos cambiamos por las moléculas de dióxido de carbono.
Luego pasé a una nueva sección, entré a los capilares donde me hice amiga de una especie de salchichitas, llamadas hemoglobinas, que me dijeron que me ayudarían a terminar mi trabajo, que es oxigenar la sangre. Así que me enganche a ellas y me llevaron a través de los capilares flotando por la sangre, como si fuese una montaña rusa acuática. Los capilares se fueron transformando en venas.
Llegamos al corazón y a través de la aurícula y el ventrículo fuimos impulsados a todos los órganos: estómago, intestino, hígado… Y así fui viendo como cada una de las moléculas de oxígeno iban desapareciendo, hasta que llego mi turno. El hígado era el sitio al que yo tenía que aportar mi granito de arena, para que siguiera funcionando correctamente.
Y así finaliza el trabajo de las moléculas de oxígeno. Share
28-10-2011_12-08-50 logoweb logo_icmab_azul-negro_horizontal-200 CSIC_WEB
log_hor logo_EE_2008 uccWEB BiblioPosCo-WEB
27-01-2012_13-58-22 galaxia escuela_escritores